La historia… testigo de los tiempos, luz de la verdad, vida de la memoria, maestra de la vida, testigo de la antigüedad.

Cicerón

 

La Guardia de Jaén, Puerta de Culturas

      La ladera del Cerro de San Marcos es un enclave estratégico sobre el que se asienta La Guardia, un testigo silencioso de los devenires y avatares históricos que aquí se han desarrollado. Prueba de ello son los numerosos hallazgos arqueológicos y monumentos que componen su patrimonio histórico y cultural, testimonios materiales de todos los pueblos y culturas que decidieron establecerse en estos lares a lo largo de la Historia, desde el Neolítico hasta la actualidad y de forma ininterrumpida.

      Es por esto que La Guardia es conocida como “Puerta de Culturas”, por todas las que aquí habitaron y, en la actualidad, no han caído en el olvido. De ahí que nuestro propósito sea trasladarle a épocas remotas para adentrarle en sus orígenes, su historia y sus tradiciones.

    También nos encontramos dentro de las denominadas “Rutas de al-Ándalus”- en concreto, la “Ruta de los Nazaríes”-, “Jaén, Renacimiento del Sur”, “Paisajes heredados de Andrés de Vandelvira” y la “Ruta de los Lavaderos” de los Grupos de Desarrollo Rural de la Provincia de Jaén.

Mapa del Patrimonio histórico y cultural de La Guardia

Hemos creado este mapa de Google con los monumentos y zonas arqueológicas más relevantes del patrimonio histórico y cultural de La Guardia.

 

Puedes ver Patrimonio histórico-cultural de La Guardia de Jaén en un mapa más grande.

 

También puedes consultar Guía Digital del Patrimonio Cultural de La Guardia en la web de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Sus orígenes históricos están situados en torno a un un enclave arqueológico denominado “Cueva Cabrera” y la cámara sepulcral de corredor, ambos de época neolítica. Otras zonas arqueológicas de interés son dos necrópolis del período íbero-romano y visigodo, conocidas como “Ejido Eras de San Sebastián” y “Cerrillo Salido” respectivamente.  Si bien los restos ibéricos son más abundantes.

 

Cueva Cabrera

El castillo- que se encuentra enclavado sobre el Cerro de San Marcos- fue construido en época islámica, aunque es posible que se erigiese sobre un anterior oppidum ibérico.

Otros puntos de interés son el conjunto monumental compuesto por la Iglesia y dependencias del antiguo Convento de Santa María Magdalena (actual iglesia de Nuestra Señora de la Asunción), la Plaza de Isabel II- en la cual se dan cita la Fuente del Pilar, la Fuente de la Magdalena (antes ubicada en el claustro del Convento) y la casa solariega de la familia Ochoa-.

Tanto el Castillo como el Convento y la Plaza de Isabel II fueron declarados Conjunto Histórico Artístico el 15 de septiembre de 1983, así como Bienes de Interés Cultural.

 

 

 

Emplazamientos arqueológicos

Como emplazamientos arqueológicos a destacar de la zona podemos mencionar:

  • Cueva Cabrera: Primeros asentamientos humanos, 4 000 años antes de Cristo.
  • Eras de San Sebastián y Barranquillo: Diferentes necrópolis íberas y romanas.
  • Cerro Salido y Cerro de las Covachuelas: Enterramientos antropomórficos visigodos.
  • Castillo de La Guardia: Donde recientemente, tras un proyecto de restauración, se hallaron otros enterramientos cerca de la capilla levantada con la remodelación del castillo para la residencia del Marquesado de Gonzalo Messía Carrillo.
    Datado, al parecer, del siglo VIII es una de las primeras fortificaciones árabes de la península.

Hallazgos arqueológicos

La mayoría de los numerosos hallazgos arqueológicos de la zona se encuentran en el Museo Provincial de Jaén, gran parte de ellos datados en época íbera, lo cual convierte a La Guardia en uno de los yacimientos más importantes de la provincia para esa época, aunque es cierto que algunos de los descubrimientos más importantes residen actualmente en lugares insospechados de la geografía nacional o incluso internacional como en Alemania.

Epigrafía

Esto es debido a la reprobable costumbre de sus habitantes y, o visitantes, propia de los años 50 y los 60, consistente en la adquisición y uso de los hallazgos como meras piezas de construcción odecoración para sus hogares, o incluso «tesoros privados» adjudicándose su propiedad, muy distinta del uso obligado que otros habitantes debieron hacer en las épocas más sombrías y pobres de la historia de la región y España en general.

Así, muchos de los estudios epigráficos, por ejemplo que se hicieron en los años 60, tuvieron que ser realizados en los mismos portales de algunas casas, esquinas de calles (como en una de las esquinas de la residencia del párroco a la espalda de la Iglesia de la Coronada) o, como decíamos, en muros que forman parte de algunas construcciones privadas de la localidad.

Escritos

Plinio, época romana, en sus escritos habla de La Guardia de Jaén (Mentesa Bastia), como una ciudad ampulosa y privilegiada, cuenta que su población llego a superar los 5.000 habitantes y que el río Guadalbullón dividía la ciudad. En ella existían suntuosos y grandes palacios, templos y baños públicos.

Polibio, nos cuenta también que el oro que se extraía de esta zona iba directamente a Roma y se dedicaba a la fabricación de joyas de gran valor, normalmente para los políticos y familias de gran poder adquisitivo, dada la calidad del oro que por aquella época, al parecer, se extraía del río Guadalbullón.

 

Fuentes de información y recursos

Algunas fuentes de datos o recursos:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies