Información turística

Todas aquellas personas interesadas en realizar una visita guiada por los diferentes monumentos que componen el patrimonio histórico-artístico de La Guardia deberán reservar  llamando al teléfono del Ayuntamiento: 953 32 71 00.

Así, no solo se realizará la visita guiada sino que también se podrá acceder al interior de algunos de los bienes.

 

mapa-provincia-jaen

Aquí puedes conocer la localización geográfica de La Guardia de Jaén, situada a:

Distancia de las principales localidades jiennenses

Jaén 10 km      Baeza 45 Km      Úbeda 58 Km      Linares 56 km      Cazorla 134 km      Bailén 46 km      Andújar 55 km      Martos 38 km     Alcaudete 62 km      Alcalá Real 70 km 

Distancia de capitales

 Jaén 10 km      Granada 83 km      Córdoba 132 km      Málaga 192 km      Almería 209 km     Sevilla 263 km            Madrid 340 km 

 

 

 

 

 

 

 

      La importancia histórica de la que disfrutó La Guardia hace posible que durante las visitas guiadas podamos contemplar una amplia variedad patrimonial, abarcando desde el arqueológico al etnológico, todo ello analizado desde múltiples puntos de vista que faciliten la comprensión del contexto histórico dentro del cual fueron concebidos los diferentes bienes.Así, los bienes que podemos visitar son los siguientes:

  • Necrópolis visigoda de Cerrillo Salido

Fechada en torno al siglo VI, su primera intervención arqueológica tuvo lugar en 1954, cuando fueron estudiadas 22 tumbas bajo la dirección de F. Pinero y J. Martínez. En el interior de estas tumbas fueron halladas algunas piezas de orfebrería como un par de pendientes de oro, un broche de cinturón y dos gemas semipreciosas.

Una de las tumbas de Cerrillo Salido

  • Castillo

Comenzado a construir durante la ocupación musulmana, en él podemos observar la progresiva transformación que experimentó desde el período islámico al cristiano. Así, su funcionalidad cambió de fortaleza defensiva a residencia palaciega; algo que queda plasmado en la portada tardogótica que da acceso al recinto.

Vista del interior del castillo

  • Plaza monumental de Isabel II

Enclave de gran interés por los diferentes bienes que en ella fueron ubicados. Así, esta plaza alberga tanto dos fuentes renacentistas del siglo XVI como una casa solariega del siglo XIX.

Casa solariega de la familia Ochoa

  • Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción

Único elemento visitable del antiguo convento de la orden dominica construido bajo la advocación de Santa María Magdalena.

Andrés de Vandelvira fue el encargado de realizar la cabecera de la iglesia, donde fue desarrollado el famoso ochavo con un rico programa iconográfico del santoral cristiano. Asimismo, Francisco del Castillo “el Mozo” se ocupó de los pies de la iglesia y la fuente del claustro.

Interior de la iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción

  • Lavadero de la II República

A pesar de su austeridad y sencillez constructiva, constituye un hito histórico porque mejoró las condiciones laborales y domésticas de las mujeres de comienzos del siglo XX.

Interior del Lavadero de la II República

 

La Concejalía de Festejos y Concejalía de Turismo ponen a disposición del ciudadano en esta sección, información acerca de las fiestas y ferias de La Guardia, tanto laicas como religiosas. También se proporcionan otros contenidos como mapas de tráfico en las fechas en que se dan, material multimedia relacionado, descargas de programas de fiestas, etc.

Fiestas mayores

En especial, las fiestas mayores de La Guardia de Jaén son:

Feria y fiestas de La Pastora
Del 9 al 12 de agosto. Feria y Fiestas de la Divina Pastora (feria estival).
Feria y fiestas de San Sebastián
Del 19 al 22 de enero. Feria y Fiestas en honor a San Sebastián, patrón de La Guardia, (feria de invierno).

FERIA Y FIESTAS DE NUESTRO PATRÓN SAN SEBASTIÁN

Las Fiestas en honor a San Sebastián, patrón de La Guardia, se celebran el día 20 de enero y suelen durar tres días, desde el 19 al 22 de enero.

Tradición y características

Son posiblemente las fiestas más emotivas de la localidad y las más queridas por los vecinos. Prueba de ello son las numerosas demostraciones de emoción, fervor y cariño hacia el patrón, que se dan a lo largo de los actos religiosos por parte de la gran mayoría de vecinos, quizá en especial de aquellos que emigraron hace años y regresan cada año para estar junto a los suyos y su patrón.

Orígenes

Las fiestas en honor a San Sebastián, tradicional santo protector, en La Guardia son de origen agrícola, al menos desde la Edad Moderna. La tradición consistía en sacar la imagen del santo hasta las eras (ejido) -en donde se ablentaba la paja de los cultivos de cereales y que hoy llevan su nombre- para que bendijera las cosechas.

“San Sebastián (mártir)”, tradicional santo protector por su carácter guerrero, fue un soldado cristiano martirizado por los romanos debido a sus creencias religiosas. Las salvas militares son un acto de homenaje castrense, a la vez que religioso dedicado a su martirio (una especie de fusilamiento con saetas -flechas-).

San Sebastián (mártir) fue un soldado cristiano (jefe de la guardia pretoriana) martirizado por los romanos debido a sus creencias religiosas. Las salvas o andanadas militares son un acto de homenaje castrense, a la vez que religioso dedicado a su martirio (una especie de fusilamiento con saetas -flechas-).
El hecho de que se asocie a la agricultura parece más derivado de la tradicional protección guerrera ante cualquier tipo de mal (augurios, meteorología adversa, plagas…) que una relación política (relativo a ciudad).

Salvas militares

Las salvas militares cargan el aire característico de estas fiestas con el intenso olor a pólvora, desde su salida del templo y a lo largo de todo el recorrido hasta su regreso al mismo, las calles se engalanan de arcadas cubiertas de ramas de pino y luces a lo largo del recorrido procesional.

San Sebastián, el protector de los «Quintos» de La Guardia

Así mismo, en los años en que aún estaba en vigor el mencionado servicio militar obligatorio, los «quintos» eran los orgullosos encargados de llevar al santo en procesión, ejerciendo prioridad sobre el resto de vecinos y quizá también con la obligatoriedad moral y religiosa, sino social, de la época.

Las naranjas que se les entregaban a los quintos eran una especie de amuleto de gran valor, sobre todo sentimental y nostálgico, para el «mozo» que solían guardar para siempre. Éstos, las llevaban consigo al servicio militar en símbolo de protección al amparo de su patrón militar San Sebastián. Era un ritual ineludible para cualquier quinto del municipio.

Actos religiosos

La primera procesión, día 20

Una de las mayores muestras del mencionado afecto y emoción de los vecinos, se da cuando la imagen del patrón es encerrada en su templo por la tarde-noche en su primera procesión.
Los vecinos se reúnen en el patio del convento alrededor del santo, los costaleros danzan al ritmo del himno nacional mientras San Sebastián es despedido entre los aplausos emocionados de los guardeños y las numerosas salvas, tanto de escopetas de caza como de tracas de petardos, en honor a la condición militar del santo.

Día 21 por la mañana

Al día siguiente, San Sebastián vuelve a ser llevado en procesión por las calles de la localidad llegando hasta las «Eras», no confundir con las «Las Allanadas del Santo», que llevan su nombre y que acaba a las tres de la tarde.

Antes de ésta procesión, conservando una tradición eminentemente militar desde que se estableció el servicio obligatorio relacionado, se procede con el reparto de naranjas, las cuales poseen un gran valor sentimental para los vecinos, en especial para los llamados «quintos», de la villa que se suelen conservar para siempre.

FERIA Y FIESTAS DE NUESTRA SEÑORA DIVINA PASTORA

La Feria y Fiestas de Ntra. Sra. Divina Pastora se celebran el día 10 de agosto y suelen durar tres días, desde el 9 al 12 de agosto. Sus orígenes son relativos al mundo de la agricultura y la bendición de las cosechas y cultivos.

FERIA Y FIESTAS DE NUESTRA PATRONA
NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

La festividad del día de la patrona de La Guardia, la Virgen del Rosario, se celebra en torno al primer domingo de octubre y está caracterizada por una de las tradiciones más antiguas de La Guardia (así como en muchas otras partes de la geografía española): el Canto de la Aurora o, simplemente, La Aurora.

El Canto de la Aurora

El Canto de la Aurora es una de las tradiciones religiosas más antiguas y que más profundamente sigue arraigada en La Guardia, aún hasta nuestros días, y que consiste en la llamada al rezo del «Santo Rosario» cantando las «Divinas Alabanzas de la Virgen».

El canto

Consiste en la salida de un grupo de personas, «Canto de la Aurora» o auroros1, que de madrugada (en torno a las 03.00 h) salen equipadas con instrumentos musicales, del tipo de una serenata aprox. (bandurrias, guitarras, triángulos, campanillas, botellas en ristre…), para recorrer La Guardia e ir avisando y animando al rezo a los hermanos de la cofradía, a través de cánticos que honran y cantan las alabanzas de la Virgen del Rosario.

El cántico es una letanía de tono solemne y marcadamente melancólico, acompañado de un alto grado de sentimiento y fervor por parte de los auroros. En él, una persona («el sólo») es destinada, una o más veces, a cantar la estrofa pertinente delante de la casa del hermano visitado.
Éste último a su vez, suele responder al reclamo (en alusión -y cómo acto agradecido- al aviso) al menos encendiendo alguna luz visible en la casa sino asomándose al balcón, ventana o puerta frente a dónde se le canta. En ocasiones, y de nuevo como acto de agradecimiento y de hermandad, también se suele ofrecer a los auroros algún tipo de tentempié (bebidas calientes, aguardiente, anís, mantecados, repostería ligera…) para llevar mejor las horas de cántico en la fría madrugada.

Una vez «el sólo» ha terminado la primera estrofa, el resto del coro acompaña y termina el canto mientras se desplazan hasta la casa del siguiente hermano a visitar.

Los auroros

Aunque en principio es iniciativa de los hermanos de la cofradía de la Virgen del Rosario, no es un acto para nada excluyente sino al contrario. Cualquier persona puede acompañar al Canto de la Aurora y participar en todos los actos relacionados como compaña del Canto.

Tradicionalmente el Canto lo formaban siempre hombres y, aunque desde hace años lo acompañan también mujeres, los cánticos solitarios siguen siendo orquestados por un hombre. Así, en la compañía de instrumentos y los coros puede participar, y de hecho así ocurre, cualquier persona, siempre y cuando como es lógico, se ciña a unas normas cívicas y morales lógicas y al carácter tradicional y religioso de aquellos que lo organizan: la cofradía de la Virgen del Rosario.

La voz solitaria

No tenemos demasiada información sobre el carácter único del puesto de la voz solitaria, y, aunque durante muchos años han habido personas que lo cantaban en exclusiva, hoy en día cabe la posibilidad de que cualquier miembro de una familia hermana de la cofradía pueda llevar a cabo el canto inicial en solitario, siempre que sepa cantarlo y lo haga de acuerdo a la tradición.

Esta parte es la más emotiva y llena de fervor del canto, pues «el sólo» entona una alabanza de los milagros y obras tradicionales de la Virgen del Rosario, dándole la entonación quebrada, temblorosa, única y característica del «Canto de la Aurora» (de ahí que no cualquier persona pueda realizarlo), el cual llena la fría noche de un misticismo mágico y arcaico lleno de recuerdos tradicionales que se remontan prácticamente siglos atrás.

Algunas estrofas del Canto de la Aurora

Estos son algunos ejemplos de las letras que forman las estrofas, solos y coros del Canto de la Aurora en La Guardia:
Cada sólo y el estribillo cantado por el coro se efectúa en un orden aparentemente aleatorio.

(Sólo 1) En la Plaza Mayor de Sevilla,
la rueda de un carro
a un niño pilló;
y la Virgen con su escapulario
al niño difunto lo resucitó;
lo resucitó.

(Coro: estribillo 1) Todos a una voz,
y con voz amorosa digamos:
“Virgen del Rosario
y un trono de amor;
y un trono de amor”.

(Sólo 2) Un hermano le dice a otro hermano:
Levántate a misa, yo no puedo ir;
porque tengo el altar preparado
y el vino en el cáliz para consumir;
para consumir.

(Coro: estribillo 2) Ángeles bajad;
coronados de lirios y rosas
para los devotos que van a rezar;
que van a rezar.

(Coro: estribillo 3) […desconocido…]
y coged de esas flores más hermosas
que entregó María contra el Lucifer;
contra el Lucifer.

Al alba

El Canto de la Aurora continua así toda la noche hasta que amanece, al alba, la cofradía ofrece un pequeño desayuno compuesto por churros y bollería para reponerse antes del «Rezo del Rosario» en la iglesia.

Procesión

Por la tarde se procede con el tradicional procesionado de la patrona por las calles de La Guardia.

Orígenes y tradición

Ha sido habitual durante el paso del tiempo que fuera transmitido de padres a hijos y, aunque existe documentación genérica de esta tradición, no hay documentación escrita sobre los cánticos ni la música; si bien es cierto que todas las entonaciones, ritmos e instrumentos usados suelen ser muy parecidos en casi todos los lugares donde se practica.1

Según la mayoría de las fuentes consultadas12, es una tradición puesta en vigor por los frailes dominicos en torno al siglo XVII con la pretensión de que arraigara en la cultura popular. Hecho que, a día de hoy en La Guardia, observando aun la impronta de dicha orden religiosa en la localidad (uno de sus patrimonios culturales más importantes y mejor conservados es el convento de los dominicos), indica que tuvo un éxito bastante evidente.

Recursos de interés y fuentes

Notas al pie

  1. La Gran Enciclopedia Aragonesa, Cantos de Aragón, Aurora
  2. Wikipedia: Virgen del rosario

ROMERÍA DE SAN SEBASTIÁN

El tercer domingo de mayo se celebra en La Guardia la romería en honor a San Sebastián. Una romería que lleva festejándose desde hace cuatro siglos. Pasando por el paraje de «Fontanares» y la ermita del puente en la Ctra. de La Guardia a la N-323, desde los años 90 se celebra en el paraje natural, y zona recreativa, «Allanadas del Santo».

Actos religiosos

La romería comienza con el traslado de la imagen del santo hasta su ermita, ubicada en dicho paraje. Por la mañana se oficia la misa en su honor y por la tarde se procesiona al santo por todo el paraje, acompañado de los feligreses.

Romería

En esta romería, la única de La Guardia, los guardeños pasan, en ambiente festivo, una jornada de convivencia campera en un marco natural de gran belleza, que concluye al caer la noche con el regreso de los romeros a la localidad.

Desde hace unos cuantos años sobre todo, la romería, en su vertiente festiva, se ha extendido a varios días antes de la propia jornada romera, el domingo. Así, suele ser habitual que los romeros hagan noche en el paraje desde el viernes por la tarde, aunque lo habitual es desde el sábado por la tarde.

Para hospedar los eventos festivos que el Ayuntamiento suele venir organizando, tanto para el domingo como para el sábado por la noche, hace unos años se instaló en el paraje una carpa permanente para eventos.

La gastronomía de La Guardia presenta una gran variedad de sabores, texturas e ingredientes cuyo secreto reside en las reminiscencias árabes de muchas de las recetas típicas. Todo un eclecticismo culinario que se ha ido enriqueciendo a lo largo de la Historia hasta nuestros días.

Algunos platos típicos son:

  • “Guiñapos”: guiso realizado con tortas de trigo, almejas, boquerones, carne y diferentes verduras.
  • Bollo de calabaza: postre por excelencia de La Guardia. Se elabora con calabaza asada, pimentón y azúcar.
  • Otros platos típicos son el bacalao encebollado, los roscos fritos y el ponche de melocotón.

 

callejero-laguardia

Galería de imágenes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies